DEDICADO a TODA MI FAMILIA, en especial a MIS ABUELITOS CRIS Y TOÑO y a mi HERMANITO DIEGO. Iago.

EL SUPERMERCADO

picto arasaac supermercado

Mi familia me ha llevado siempre al supermercado, bueno, voy con ellos a todos lados. No siempre es fácil. Si el súper es amplio, hay poca gente y mami compra pocas cosas, pues todo va bien.


Pero no siempre es así. El otro día, dejamos a Diego en el entrenamiento y fuimos al súper, mami tenía que comprar chorizo de una marca blanca que me sienta bien. Un chorizo cular, y sólo eso. Simplemente 200 gramos de chorizo.
picto arasaac chorizo


Para eso marchamos del entrenamiento, con lo bien que yo lo estaba pasando. Pero es que a mami le pilla a desmano comprar ese chorizo, pero es el que no me hace daño. Cuando llegamos, 20 números delante nuestra.
picto arasaac turno
Dimos un paseo. Estuvimos unos minutos en el mostrador del embutido, y aunque suene como suena, empezaron los golpes con mi cabeza a mami, los pellizcos, manotazos a tirar todo lo que se hallara cerca.


Mami recordó un viaje que hizo hace unos años a Edimburgo, donde se asombró mucho al comprobar que por llevar un niño (un bebé en ese caso) en cualquier cola de cualquier establecimiento tienes preferencia, y se le revolvió el estómago y la cabeza no paraba de darle vueltas, hasta se le saltaron las lágrimas por la presión de las miradas.
pictos arasaac formando conjunto personas atención preferencial
Así que se echó a un lado y buscó a una empleada y le pidió que llamara a la encargada, y le preguntó si tenían alguna política de atención a personas con discapacidad. Que no pasaba nada pero que tenía esa duda, y si así era, si se podía hacer algo porque sólo habían pasado 10 números de los 20 que teníamos (la verdad, no hizo falta explicarle mucho) dijo que no, que no tenían ninguna política de atención en esos casos pero que no se preocupara, y llamó a una de las chicas del mostrador y le pidió que nos atendiera. Nos cortaron el chorizo y nos fuimos. Mami totalmente descolocada y yo flipar, cuando nos fuimos, le di un beso a la cajera. Realmente lo estaba pasando mal entre tanta gente, y me alivió mucho salir de allí con el chorizo claro. Mami cree que entendí todo absolutamente todo lo que ella hizo por mi.
picto arasaac fila
Podía marchar, pero sacó valor y pidió el chorizo. Y digo yo, todos esos que me veían y contemplaban estupefactos mi reacción, a ninguno se le ocurrió decirme, "pedir lo que necesitéis" y a esas dependientas que miraban estupefactas también la situación y que supongo que pensaban "¿es que a nadie se le ocurre dejarlos pasar?" Se que yo tengo que aprender a esperar, y que siempre esperamos el turno, pero en casos extremos, con aglomeraciones, ¡no puedo! y mami podía marchar, eso es lo más fácil, lo más difícil es estar ahí, comerse las miradas y pedir que nos atiendan. Uf. ¡Cuánto le falta a este país!.

9 comentarios:

QueridoQuique(Concha) dijo...

Querida familia, sabéis que nosotros también siempre vamos todos juntos a los súper y a todo, pero no siempre es fácil, eso está claro. De estas situaciones, también hemos vivido nosotros. Besitos y feliz semana.

Andrea dijo...

Iago a Romy le pasó algo muy parecido la vez pasada,pero fue en una parada de taxis, mucha gente justo ese día a esa hora y no estaba lloviendo.
Yo al igual que tu mamá me angustie mucho por la situación, y mucho mas cuando una señora quiso robarme mi puesto en la fila.Por suerte el señor que abre la puerta de los taxis, le dijo a todos que me dejen primero.
Besos para ustedes

Elisabeth dijo...

aayyyyy .... la verdad es que en esos momentos..... Mira en Carrefour hay cajas preferentes para personas discapacitadas y mamis embarazadas... me ocurrió que esperando en una de esas cajas , se me coló una señora embarazada sin preguntar.... y ya está y a mí que me den, fué cuando me di cuenta esta preferencia... y por no liarla me callé. Cuantas colas he esperado yo embarazada y con mi Abel que no paraba y nadie me ha cedido nunca el paso ni con una barra de pan.... es verdad este pais yiene mucho que cambiar y aprender.... besos

paideleo dijo...

Presumimos de primeiro mundo pero somos terceiromundistas.
E non contas aquí as veces que están ocupadas as prazas de aparcamento por xente sen discapacidade.

Mª Carmen dijo...

Buffffffffffff se me han puesto los pelos de punta por la falta de empatía de la gente...Creo que un supermercado debería tener un protocolo de actuación previsto pero creo que son muy importantes las actitudes personales, ¿realmente nadie en la cola te dijo pase usted??? Suspensosssssssss todossss

Cuca dijo...

Inés esto ya no es una cuestión de atención preferente, es una cuestión de humanidad y educación... Pero sí que tenemos mucho que aprender, somos muy egoistas y poco galantes. Un beso reina y ¡ya le tendrá que sentar bien ese chorizo a Iago, porque te juro que yo no sé si me hubiese quedado!

pilar dijo...

Hola Ines.
Soy Pilar. Participé en la grabacion del corto de Iago, con Suso, Javier,...no sé si te acordarás.
Bueno, el caso es que desde ese día sigo los avances de Iago a través del blog. Primero felicitarte por tener los hijos que tienes.
Segundo, y a cuento de esta entrada,....Para mi, tampoco es facil actuar ante una situacion como la que has vivido el el super. No se como hacerlo, no se si te molesta que te ceda el turno, no se si te molesta que no te lo ceda, no se como relacionarme con Iago, no se como ayudarte,.... Creo que le falta informacion a la sociedad para actuar en estas situaciones. Creo que muchas veces no hacemos nada por temor a ofender.
Afortunadamente, cada vez estamos mas concienciados y sabemos mas, pero todavia falta mucho. Gracias por ayudarnos a enterder a Iago. Seguro que la proxima vez alguna Ines y algun Iago pasarán delante de mi en la cola del super,....Gracias.

mamiago dijo...

Pilar, claro que me acuerdo. Cuánta razón tienes, pero si te sirve de algo, ni yo sé como actuar... Pedimos que nos dejen pasar, nos marchamos, aguantamos... Y voy aprendiendo por la experiencia, pero es verdad que en otros paises no pasa esto. En otras culturas llevar un niño pequeño es por su educación ceder el paso en todos los establecimientos, no te digo nada una persona con discapacidad, sin embargo aquí a nosotros nos da vergüenza y a la gente ni se le ocurre porque es como hacer de menos a alguien, como si por cederles el paso estuviéramos diciendo que son diferentes y supongo que es por eso, pero en algunas situaciones sufrimos mucho. Si se cediera por norma a personas embarazadas, mayores o personas con discapacidad no nos estaríamos planteando esto. Con tacto todo vale supongo. Gracias a ti por estar ahí.

mamiago dijo...

Bueno, y gracias a todos. La verdad que no dedico mucho tiempo al blog últimamente.

Publicar un comentario

hablan por mi: