DEDICADO a TODA MI FAMILIA, en especial a MIS ABUELITOS CRIS Y TOÑO y a mi HERMANITO DIEGO. Iago.

APRENDIENDO DE DIEGO


Yo soy un niño como todos los niños, tengo las mismas necesidades, sólo que me cuesta expresarme. Hasta mi mami intenta aprender día a día a entenderme. Y se ayuda mucho de Diego, ya que él habla perfectamente a sus dos años (hará tres en diciembre).
La cosa es, que cada vez que Diego hace un avance o tiene una inquietud, quiere saber el por qué de algo, o expresa un sentimiento, cuando le dice a mami –te quiero mucho-, mami se da cuenta de que yo tengo las mismas inquietudes, las mismas preguntas y los mismos sentimientos, y aunque tarde, porque hasta a mi mami le cuesta entenderme, ella busca situaciones para hacer y decir lo mismo que le dice y hace Diego, en otros momentos, a solas conmigo. Y es que mami está aprendiendo cómo es un niño normal ya que yo no se lo he puesto muy fácil, y gracias a eso, lo lleva a la práctica conmigo, y funciona, tengo las mismas reacciones que mi hermano. Lo mismo yo también aprendo de Diego, copiando los sentimientos, pues me cuesta saber lo que siento en cada momento y él me da pistas, cuando escucho cómo le dice a mami que le quiere, yo también quiero decirlo y le mando besos, cuando no quiero dormir también pido quedarme en el salón…,. Algunas veces mami comprende situaciones que me llevan pasando mucho tiempo, cuando es Diego al que le toca vivirlas y al hablar y explicarse, mami piensa, claro… y se da cuenta de que a mi me pasaba lo mismo.
Y dice mami, que aunque se cansa con el esfuerzo que todas las distintas situaciones requieren, ante las que nos encontramos cada día, que la obligan a analizar cada minuto, y que aunque muchas veces se enfada, dice, que está aprendiendo con la ayuda de Diego, y que a pesar de todo, nadie sabe la satisfacción que tiene con sus hijos, y que le desea a todo el mundo poder sentir tanta satisfacción como ella siente con nosotros, y que el que no la siente, no sabe lo que se pierde.

4 comentarios:

juliamiga dijo...

Parece mentira lo que podemos llegar a aprender de los niños. Ojala todos nos pararamos más a aprender a través de ellos. Se nota que es una gran ayuda tanto para Iago como para ti mamiago. Animo Diego tienes una gran labor que hacer para ayudar a tu hermano.
Un besito.

Lileth dijo...

Ánimo a las mamis. El amor y el cariño siempre las llevan por el buen camino.

Rocanaria dijo...

ES cierto, tenemos que aprender muchosimo de ellos, mi nene también se fija en su hermana mayor, y espero que le sirva de ayuda para ir evolucionando, saluditoss desde gran canaria

Anónimo dijo...

Sabes que los tios comparten los sentimientos de mamá totalmente y entienden perfectamente lo que quiere decir cuando habla de tu hermano Diego,y aunque sea una parte mínima del tiempo la que pasamos con vosotros nos dais muchas satisfacciones, sobre todo al ver a mama cada vez más orgullosa de vosotros. Crispress.

Publicar un comentario

hablan por mi: